Con dos cabezazos de Cristiano Ronaldo, uno en cada tiempo, y otro tanto de penal del portugués, en los minutos decisivos de un partido caliente, Juventus revirtió la llave de octavos de final de la Champions League frente al Atlético de Madrid de Diego Simeone, al imponerse como local por 3-0.

El equipo italiano, que contó en el segundo tiempo con la presencia del cordobés Paulo Dybala, avanzó así a los cuartos de final del certamen de clubes más importante del Viejo Continente, con un global de 3-2.