El rugby argentino y un tema que preocupa

El rugby argentino ha sido golpeado en los últimos dias por hechos extra deportivos protagonizados por quienes participan de este deporte. Al respecto, y como muestra de la consternación y preocupación que envuelve a la totalidad del ambiente rugbístico, desde la Unión Argentina de Rugby (UAR) en las próximas horas se lanzará un acelerado programa para terminar con este tipo de acontecimientos.

Desde Mar del Plata, el sábado, el presidente de la UAR Marcelo Rodríguez se manifestó profundamente preocupado por la situación reflejando el sentimiento de los clubes que practican el deporte: “Estamos consternados y sólo nos queda seguir trabajando para intentar por todos los medios y con todas herramientas que nos da nuestro deporte, erradicar para siempre este tipo de conductas que nada tienen que ver con el Rugby”

Arsenal Náutico Zárate y Universitario de La Plata, las dos entidades cuyos jugadores han sido noticia, repudiaron los hechos y también están trabajando en los aspectos formativos de sus deportistas.

El comunicado de la UAR:

Tras los hechos públicamente conocidos de violencia física relacionados con jugadores de rugby, estamos profundamente consternados, por lo cual, consideramos necesario pronunciarnos.

Lamentamos profundamente el fallecimiento de Fernando Báez Sosa esta madrugada en la localidad de Villa Gesell y queremos expresar nuestra mayor solidaridad para con sus familiares. Es aborrecible que un joven salga a divertirse y termine de esta manera.

Esto no puede volver a suceder en nuestra sociedad y todos juntos debemos condenar expresa y enfáticamente estos sucesos de violencia.

Ante esto, inmediatamente, la Unión Argentina de Rugby ya trabaja en redoblar los esfuerzos y generar un programa específico de concientización que colabore para que estos casos no sucedan nunca más. Lo implementaremos junto a las 25 uniones provinciales para que se traslade a los clubes, conscientes de que podemos ser parte de la solución a la violencia entre los jóvenes, independientemente de que no sea una exclusiva responsabilidad nuestra.

Nuestro juego convive con el contacto físico desde muy temprana edad, pero siempre dentro de un claro reglamento. Quienes no lo entiendan de esta manera y usan su fuerza física en detrimento de otro no representan nada del rugby ni sus valores. Son la cara más cruel de un flagelo que atañe a toda la sociedad.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.