Roger Federer ya está en cuartos en Melbourne Park


0
Roger Federer ya está en cuartos en Melbourne Park

Roger Federer está pletórico. Capaz de reinar en todo tipo de territorios y ante todo tipo de circunstancia. El contexto no incomoda al helvético, cuyo tenis fluye claro y limpio cual manantial de agua. Ni el cansancio ante John Millman y la ausencia de ritmo a los que tuvo que afrontar frente a Marton Fucsovics, restaron magia al tenis del de Basilea, que a sus 38 años parece que poco a poco va encontrando ese nivel que busca, aunque aún parece estar un par de peldaños por debajo.

No tuvo reparos en ponerse el mono de trabajo Roger, y plantear un encuentro en el que no sería él quien llevara la iniciativa continuamente. Pero no cometió el error de jugar pasivo, sino que con su servicio se mostró igual de agresivo que habitualmente, imposibilitando cualquier opción de rebelión por parte del húngaro, que aún así peleó como el que más y nunca dio el partido por perdido, a pesar de lo que dice el marcador (4-6, 6-1, 6-2 y 6-2).

Hasta los más grandes se ven afectados por los nervios, como demostró Federer en el inicio del partido. A mediados del primer parcial, Fucsovics le rompía el servicio a su rival y se ponía contra todo pronóstico por delante en el partido. Todo el mundo esperaba la reacción del helvético, pero nada más lejos de la realidad. El húngaro no bajó el nivel y acabó adjudicándose la primera manga por 6-4. Los fantasmas del encuentro ante Millman comenzaron a aparecerse a Federer y el público se esperaba lo peor.

Pero a partir de aquí, el partido cambió. Federer aprovechó la precipitación constante de un Fucsovics que pareció acusar mucho el esfuerzo realizado en el primer parcial. Falto de chispa, de ganas, sin la motivación necesaria para afrontar un partido de esta magnitud. Federer apretó la máquina nada más comenzar el set. Se desató una ola de jugadas acertadas y vistosas del de Basilea, que culminó con otra rotura de saque. Fucsovics no lograba encontrar el juego variado y desbordante que aplica cuando está concentrado, y fue una caricatura en la segunda manga (1-6).

Fucsovics lo intentó todo para sacar a Roger de su zona de confort. Golpes cortados de revés y derecha, planazos, saques con todos los efectos posibles, dejadas, subidas a la red, pero fue el húngaro quien se acabó atrapando en la red tejida por él mismo. Federer manejó a las mil maravillas la situación, y no tuvo ningún problema para cortar toda rebelión al resto del húngaro. Muchos saques directos y un gran porcentaje de puntos ganados con primer servicio, hicieron que Fucsovics no tuviera ninguna oportunidad y viera como en apenas una hora Federer ya estaba dos sets a uno arriba.

Aguantó el tipo el bueno de Marton en el cuarto set, pero a pesar de todo, el parcial mantuvo el mismo guión que los anteriores, provocándole desesperación al ver que el suizo era una muralla inexpugnable. Dicho esto, el cuarto set fue un mero trámite. Un pasito más hacia la gloria de Roger, que tendrá que seguir jugando al nivel mostrado hoy para vencer a Tennys Sandgren en cuartos de final. No se podrá despistar ni un ápice Federer, viendo que el estadounidense llega con la moral de las nubes después de vencer a Fabio Fognini.


What's Your Reaction?

hate hate
0
hate
confused confused
0
confused
fail fail
0
fail
fun fun
0
fun
geeky geeky
0
geeky
love love
0
love
lol lol
0
lol
omg omg
0
omg
win win
0
win