La previa de la 3° fecha del Super Rugby 2020

Se juega la tercera fecha del Super Rugby 2020 en la que todos los equipos empezarán a delinear para qué están en la temporada. Tras caer con Hurricanes, Jaguares recibe a Reds en Vélez en busca de recuperarse, el sábado a las 19.30 en vivo por ESPN y ESPN Play. Además, todos los partidos serán televisados por ESPN Play.

La previa de todos los partidos:


Blues vs Crusaders (viernes 3AM, en vivo por ESPN Play y diferido a las 11.30 por ESPN)

CÓMO LLEGAN: Una muy buena victoria obtuvo Blues en su vista a Waratahs, con diferencia de 20 puntos (32-12). Fue un triunfo con bonus y además con un hat-trick de Mark Telea, sumado al debut en el marcador del inglés Marchant. El último campeón no está acostumbrado a perder. Pero esta vez lo hizo muy rápido en el torneo, en la segunda fecha ante Chiefs, 25 a 15 como visitante. Sobre el final Aaron Cruden les quitó el bonus defensivo al anotar un penal.

QUÉ BUSCAN: Como todo clásico de Nueva Zelanda siempre hay múltiples desafíos en la cancha. En Blues buscan la oportunidad de cortar una larga serie de derrotas ante los Crusaders para de una vez por todas encaminarse y luchar por la clasificación. Crusaders es el más ganador del certamen y siempre arranca como candidato. Habrá que ver cómo reaccionan luego de la caída en Waikato.

LAS CLAVES: La verdad es que en los últimos años los Blues ganan poco ante las franquicias de su propio país. Por eso fue muy importante la victoria en Sídney para intentar dar el golpe y bajar a los Crusaders. Los de Auckland obtuvieron un buen resultado ante Waratahs, pero el próximo fin de semana no tendrán tantas ventajas defensivas como las que le ofrecieron los australianos. Crusaders cayó en Hamilton y fue una novedad, aunque habrá que empezar a poner la vista en Chiefs. Volvió Reece con dos conquistas –firmó su continuidad en los All Blacks- y de a poco se va rearmando el equipo luego de las bajas sufridas este año. Perderá a Scott Barret por espacio de tres semanas por una suspensión.

LOS ANTECEDENTES: Es uno de los partidos más esperados entre franquicias neozelandesas. Con una amplia racha negativa para los Blues, que no ganan desde el año 2014 (35-24). Los últimos diez encuentros fueron victorias de los Crusaders, que además se impusieron en Auckland en los cuatro partidos que jugaron como visitantes desde el 2015 a la fecha.


Rebels vs Waratahs (viernes 5.15 AM en vivo por ESPN Play y en diferido a las 13.30 por ESPN)

CÓMO LLEGAN: No empezaron bien las franquicias de Melbourne y Sídney, que perdieron los dos cotejos que jugaron, y todavía no sumaron ni un punto. Rebels cayó en su visita a Brumbies, por 39 a 26 y Waratahs como local frente a Blues, por 32 a 12.

QUÉ BUSCAN: Habrá que estar muy atentos a los que suceda en la conferencia australiana. Si Sunwolves puede sostener lo bueno que hizo en el debut –triunfo ante Rebels- y el viento de cola de su seleccionado en la RWC 2019, tal vez pueda sorprender. El resto es una incógnita, con Brumbies otra vez a la cabeza de su país.

LAS CLAVES: Rebels fue muy tibio en defensa, especialmente en su debut ante Sunwolves. En Canberra -frente a los Brumbies- recibieron muchos puntos, pero al menos se mostraron con una mayor agresividad, con Dane Haylett-Pety desequilibrando desde el fondo y Cottrel y Naisarani liderando el pack. La cantidad de tackles errados (18) será un aspecto a corregir. El análisis de Waratahs no difiere demasiado del de su oponente. Veintitres tackles negativos, fallas en la obtención y desconcentraciones varias en su defensa, licencias que ante rivales neozelandeses terminan en tries en el propio in-goal. Para ambos serán claves las defensas, que hasta ahora no funcionaron demasiado bien para los equipos australianos.

LOS ANTECEDENTES: Rotunda paternidad de Waratahs sobre Rebels, desde el primer choque en el año 2011. La franquicia de Sídney ganó 15 de los 17 partidos disputados. Para el elenco de Melbourne hubo sólo dos éxitos (24 a 22, en 2013, y 21 a 17, en 2016)


Sunwolves vs Chiefs (sábado 0.45 en vivo por ESPN Play)

CÓMO LLEGAN: Gran partido se espera en Tokio, entre la franquicia local que ganó por primera vez en una primera fecha del torneo desde el año 2016 –cuando debutó en el Súper Rugby-. Quedaron libres en la segunda jornada, ya que en la inicial vencieron a los Rebels por 36 a 27. Chiefs es la gran sensación de Nueva Zelanda. Comenzó con dos victorias –Blues y Crusaders- lo que no es poca cosa, teniendo en cuenta que son rivales directos de su conferencia. El último sábado le ganaron por diez tantos y muy bien al último campeón (25-15).

QUÉ BUSCAN: Si Sunwolves confirma ante Chiefs que este año –el de su despedida del Súper Rugby- puede pelear por algo más que en sus otras cuatro participaciones, lo hecho por su seleccionado en el mundial habrá servido para potenciar finalmente al rugby de su país. Chiefs apunta a llegar bien lejos, Cruden, McKenzie y Gatland, un trío que quiere hacer gritar campeón al elenco de Waikato.

LAS CLAVES: Sunwolves arrancó con un juego parecido al de Japón en el último mundial. Mucha actitud para atacar, buenos ángulos para romper en velocidad y un acertado debut del sudafricano Gareth April en la conducción. Mejoraron la obtención, una de sus debilidades en las campañas anteriores. Todavía deben mejorar la eficacia en los tackles y en los reagrupamientos. Chiefs tuvo una estadística muy pareja frente a Crusaders, lo que marcó las diferencias para ganar fue la alta eficacia que tuvieron en la definición. Cuando el equipo de Gatland se suelte y pueda jugar más a correr y poner sus destrezas al servicio del juego, allí se verá lo mejor del equipo de Waikato.

LOS ANTECEDENTES: El año pasado los Sunwolves se dieron uno de sus grandes gustos en el Súper Rugby. Superaron a los Chiefs por 30 a 15 en Hamilton. Los anteriores fueron victorias kiwis (27 a 20 en 2017 y 61-10 en 2018).


Hurricanes vs Sharks (Sábado a las 3.05 en vivo por ESPN Play y en diferido a las 8 por ESPN)

CÓMO LLEGAN: Uno de los grandes partidos de la fecha. Hurricanes viene de ganar en Buenos Aires, en una gran reacción que consumó en los diez minutos finales (26-23). La agresividad para pelear en las zonas de contacto y la calidad de sus hombres cuando el partido estaba complicado fueron clave para ganar en la Argentina. Sharks empezó muy bien y ganó los dos partidos que jugó. El último, en el arranque de la segunda fecha y fue muy valorable, porque no es nada fácil obtener el triunfo de visitante en Dunedin. Y lo hizo muy bien, por 42 a 20 ante Highlanders.

QUÉ BUSCAN: Para Hurricanes fue muy duro el debut en cero al visitar a Stormers (0-27). Viajaron a Buenos Aires con ansias de cambiar la imagen y pudieron hacerlo con dos tries sobre el final del partido (26-23 en Vélez Sarfield vs. Jaguares). Sharks inició la gira por Oceanía con una muy sólida actuación. Si finaliza este mes con números positivos habrá que tenerlo en cuenta para las instancias finales.

LAS CLAVES: Demostraron que estaban intactos en la zona de contacto. Evans, Kirifi, Prinsep, Walker-Leawere, Lomax y Aumua fueron una máquina de tacklear, y superaron los dos dígitos positivos en el Estadio de Vélez. El menor de los Barrett mostró toda se jerarquía (metió un patadón con pierna derecha desde 63 metros) y Gordon-Bachop cumplió muy bien en la estrategia con la camiseta que lució Beauden Barrett hasta el año pasado. Sharks es una formación muy difícil de pasar. Una primera línea defensiva que rompe con el tackle (James Venter sumó 15) y una defensa que genera errores por la presión que impone. Además, aprovechan muy bien sus posesiones con Curwin Bosch como estratego y goleador, y Fassi y Mapimpi muy efectivos para estar casi siempre en situación de marcar puntos. Tendrán una prueba de alto nivel en Wellington.

LOS ANTECEDENTES: Muy parejos son los duelos entre neozelandeses y sudafricanos. Hurricanes se impuso once veces y Sharks en nueve ocasiones. La franquicia de Wellington ganó los últimos tres partidos. Los tiburones hace diez años que no festejan como visitantes (29-26 en 2010).


Brumbies vs Highlanders (sábado a las 5.15, en vivo por ESPN Play)

CÓMO LLEGAN: Buen inicio de Brumbies con dos triunfos en los cotejos que jugó en su ciudad (Reds y Rebels). Enfrentan por primera vez a una franquicia de otro país, aunque parten como candidatos para ser otra vez los número uno de Australia. En Highlanders hubo un gran cambio con respecto al elenco del 2019. El año pasado no tuvieron un gran torneo, ya que clasificaron en la última fecha como el octavo de los cuartos de final (perdieron ante Crusaders).

QUÉ BUSCAN: Es una buena medida para Brumbies medirse frente al primer rival neozelandés. En su cancha ganó los dos partidos del 2019 (Blues y Chiefs) y ante Hurricanes, en 2018. Fueron llamativos los cinco tries que recibió Highlanders en su cancha, el último viernes. No es un dato menor, ya que en 2019 –salvo Chiefs- nunca le hicieron esa cantidad de tries en condición de local. ¿Será una muestra de lo que será el equipo de Aaron Smith durante esta temporada?

LAS CLAVES: Tiene un interesante plantel Brumbies. Una gran primera línea (Alaalatoa, Fainga’a y Sio) con Samu liderando a los forwards. Lolesio aprobó en sus primeros partidos en el Súper Rugby y entre Simone y Kuridrani cuentan con muy buenas opciones para iniciar sus ofensivas, con centros que rompen por el medio de la cancha. Para el equipo de Dunedin los desafíos estarán en tener mayor claridad para sacar réditos de las posesiones. No lo lograron ante Sharks, a pesar de dominar los breackdown y las formaciones, con un ballcarrier como Marino Mikaele Tu’u, que corrió nada menos que 102 metros. Josh Ioane de centro y Mitch Hunt como diez fueron una apuesta para el debut, una curiosidad teniendo en cuenta que fue uno de los mejores números 10 de 2019.

LOS ANTECEDENTES: A pesar de que los Brumbies tienen un partido de ventaja en los choques entre ambas franquicias (12/11) los Highlanders acumulan cuatro éxitos seguidos desde el 2015 a la fecha. Los de Canberra ganaron ocho partidos en condición de local, y cuatro consecutivos entre el año 2008 y el 2015.


Lions vs Stormers (sábado en vivo a las 10 por ESPN 3 y ESPN Play)

CÓMO LLEGAN: Partidazo en la previa el que jugarán por la conferencia sudafricana. Lions consiguió un triunfo que le dio alivio luego del pálido debut en Buenos Aires. Fue 27 a 20 ante Reds, sin sobrarle demasiado; pero fue victoria al fin, para no quedar tan lejos en la tabla sudafricana. Stormers es uno de los equipos sensación del torneo. Dos victorias seguidas y sin recibir puntos en contra. Hurricanes y Bulls no pudieron anotarles ni siquiera de penal. Un dato estadístico inédito en 25 años de la historia del Súper Rugby, que marca la solidez de un equipo que será muy difícil de superar en defensa.

QUÉ BUSCAN: Para Lions este torneo significa un cambio profundo luego de varias temporadas en el máximo nivel. Ya en 2019 se notó un declive, y en estas dos fechas todavía no ofreció demasiadas certezas. La franquicia de Cape Town debutó de la mejor manera. Y el hecho de no recibir puntos en contra marca una tendencia que resume el gran trabajo en la marca y una buena cobertura de los espacios.

LAS CLAVES: En Lions esperan con ansias que Elton Jantjies aparezca en toda su dimensión. Todavía no mostró su mejor versión como conductor, especialmente en las patadas a los palos. En el juego, en cambio, ya dio muestras de su calidad, con un buen recurso como el rastrón que abrió el camino para una de las conquistas de Green. Lesionado Siya Kolisi, el liderazgo en Stormers tiene nombre y apellido: Pieter-Steph du Toit, que sigue en el mismo nivel que lo consagró como jugador del año pasado, luego del logro que obtuvieron con los Springboks. Esperan un partido de la misma fricción como ante Bulls, pero con algunas licencias, debido a la permeabilidad que muestran los locales para defender.

LOS ANTECEDENTES: Seis victorias de ventaja para Stormers en la historia. En Johanesburgo los Lions se impusieron en los últimos tres cotejos disputados. Los de Ciudad del Cabo ganaron el último partido como visitante, en 2015 por 22 a 19.


Jaguares vs Reds (sábado a las 19.30 en vivo por ESPN y ESPN Play)

CÓMO LLEGAN: Jaguares viene de perder un partido increíble el último fin de semana ante Hurricanes. Setenta minutos muy bien jugados y con una diferencia de 11 puntos que parecía sellar la segunda victoria consecutiva. Pero bastaron diez minutos de furia de los neozelandeses para que, con dos tries, y algunas desatenciones dieran vuelta el resultado cuando sólo restaban diez minutos (26-23). Para el equipo argentino hubo sensaciones encontradas por el resultado final, especialmente porque dominó gran parte del partido. Reds volvió a perder, y otra vez la diferencia fue por escaso margen (sumó en ambas fechas los bonos defensivos). El mejor final de Lions los dejó sin el premio que fueron a buscar (caída 27-20) a la altura del Ellis Park.

QUÉ BUSCAN: Para Jaguares será muy importante tomar como aprendizaje lo vivido el último fin de semana. Desperdiciaron varias chances y perdieron el control en el tramo final. El balance fue positivo por la propuesta de juego, sólo que esta vez se les escapó el triunfo cuando estaban muy cerca de conseguirlo y por el que tanto y tan bien habían trabajado. Reds es impredecible, ya que puede pasar por distintos estados en un mismo partido. Si logran desordenar el sistema argentino puede ser que tengan chances.

LAS CLAVES: La toma de decisiones fueron algunas de las causas que conspiraron contra Jaguares el último sábado. Faltó dar el golpe de gracia para definir un trámite sumamente equilibrado, que después se pagó caro por un cierre poco eficaz, sin quitarle méritos al gran tramo final de los Hurricanes. Fueron muchos penales en el primer tiempo los que le dieron sus chances a Jordie Barret, que con cuatro patadas a los palos mantuvo en partido a los Hurricanes a pesar de no tener el dominio (anotó uno espectacular desde 63 metros). Ante los australianos será clave dominar las zonas de contacto y buscar mayor cantidad de quiebres, para así desnivelar con superioridad numérica por los costados. Reds intentará cortar el circuito y la generación del juego. Si logran una buena obtención pueden ser de cuidado con la pelota lanzada. McDermott y O’Connor tienen cualidades para causar problemas si ganan las espaldas de la primera línea defensiva argentina.

LOS ANTECEDENTES: Será el cuarto choque del historial. Jaguares se impuso dos veces 34 a 23 como visitantes en 2019 y 22 a 8 en Buenos Aires, en 2017. Los australianos se impusieron en la Argentina en 2018 por 18 a 7.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.