Valencia y Atlético de Madrid repartieron puntos en Mestalla


Gabriel Paulista y Kondogbia empatan los goles de Llorente y Thomas, en un intenso duelo entre ambos equipos.

Atlético de Madrid salio vivo de Mestalla, donde Valencia acabó dejando una mejor imagen pese a irse al descanso en desventaja. El empate 2-2 pone en riesgo la cuarta plaza para los colchoneros, que deberán esperar el resto de la jornada 24 para saber si siguen en puestos de Champions League. Los de Albert Celades, por su parte, se recuperan tras la dura derrota sufrida ante Getafe.   


Se adelantó el Atlético por Marcos Llorente, goleador por sorpresa. La jugada colchonera arrancó desde la derecha, con un centro de Correa que tocó en un rival, la fortuna hizo que la pelota le llegara a Llorente, que primero controló y después remató a escasos centímetros de Jaume. 

Valencia empató a la salida de un córner, control perfecto de Maxi Gómez y pase para que Gabriel Paulista anote el 1-1. Era la primera conquista que firmaba el brasileño tras 114 encuentros entre todas las competiciones conValencia, evitando así que Jan Oblak consiguiera esta noche ser centenario con Atlético de Madrid: el esloveno acumula 99 partidos con el arco en cero tras 178 encuentros disputados.

Le iba a durar poco la alegría a Celades y los suyos. En apenas tres minutos, Mestalla pasó de vibrar con el tanto del empate a maldecir las facilidades que su equipo concedió para que Thomas Partey se plantase solo en la puerta del área para fusilar a Jaume. 

Pero si juega el Atlético, no puede faltar el cambio de Renan Lodi. Y no faltó. Se marchó el lateral brasileño en el 52′ y el Valencia empató en el 59′. Paradójico: un minuto antes del 2-2, Sime Vrsaljko, que había reemplazado a Lodi para ayudar a cerrar el partido, vio la amarilla por cometer una falta cerca del área de Oblak y el Atleti lo pagó con el gol de Kondogbia. Cierto es también que Lodi estaba amonestado por una falta sobre Wass y había sufrido más de una vez las aventuras de Ferrán Torres, por lo que su continuidad en el partido era un peligro para Simeone. 

Sobre el final del partido, los que no suelen fallar fallaron: Morata se topó con Jaume y, un minuto después, a Maxi Gómez le faltó puntería. Pero todavía quedaba tiempo para el milagro de cada día de Oblak. Y esta noche el esloveno se lució ante un remate de José Luis Gayá.

Foto: Getty Images.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.