Nadal y una estadística que no te dejará indiferente


0
Nadal y una estadística que no te dejará indiferente

En un partido de tenis hay muchísimos momentos importantes. No solo en un partido: también en un set e incluso en un solo juego. Ya saben, si el tenis se caracteriza por dos cosas es, especialmente, por ser un deporte extremadamente mental y que en muchísimas ocasiones se decide por el más mínimo detalle. Entre todos estos momentos que marcan el destino de un duelo, las situaciones de deuce son especialmente concluyentes. Dicen mucho de cómo un jugador afronta un marcador igualado, los nervios que tiene al verse a punto de hacer break y, sobre todo, pueden ser los causantes de que un set cambie de dinámicas.

Es en juegos tan apretados cuando emergen las grandes fortalezas a nivel mental del circuito, especialmente y como refleja esta estadística, cuando eres tú el que resta y, por tanto, no puedes inflingir presión desde el primer golpe, el saque. No solo has de poseer un gran resto para que en dos puntos seas capaz de rubricar la tan ansiada rotura de servicio, sino ser capaz de aguantar mentalmente la presión que supone tener una bola de break. La ATP publicó en los últimos días una nueva entrega de esas en las que la estadística nos desgrana las habilidades de todo el circuito, y en este caso en particular, hay un tenista que se lleva el gato al agua.

Y como muchos podrían preveer, es Rafael Nadal el mejor a la hora de romper el saque llegados a la situación de deuce. El dato refleja cómo el tenis de Rafa aguanta situaciones de presión, fluye cuando el juego es ajustado y hace caso omiso de las bombas rivales. Nadal es capaz de conseguir la rotura en el 41,39% de ocasiones en las que el juego se alarga hasta el iguales, siendo el dato especialmente exagerado cuando hablamos de las roturas en tierra batida. Ahí, en el amplio jardín de Nadal, los números no engañan a nadie: el mallorquín ha elevado a hasta más del 50% el número de roturas en cuatro de los últimos cinco años, llegando a alcanzar un 52% de breaks en 2018.

Tomando esta línea temporal como parámetro, es Andy Murray quien se encuentra justo por detrás de Nadal, siendo además el único jugador capaz de superar la barrera del 40% de breaks (aunque de forma ínfima, con un 40,38%), liderando además la estadística en aquel mágico 2016 en el que acabó como número uno del mundo (aquella temporada, el jugador escocés promedió un nada desdeñable 43,86%). Novak Djokovic se encuentra en la tercera posición de este dato, pero está lejos de los dos líderes: el serbio rompe el saque de su rival un 36,62% cuando el juego se marcha a la zona de iguales.

Si bien el tamaño de sus muestras está lejos de la cantidad de ocasiones que Nadal, Murray y Djokovic han llegado al deuce en el saque de su rival, dos nombres se hacen hueco en la lista de forma más que meritoria. Por un lado, Cristian Garín es cuarto con un 36,25% de roturas, una forma de avalar su magnífica subida en el ranking a través de la estadística. Por otro lado, Yoshihito Nishioka también dice presente, con un 35,14% de breaks y, sobre todo, un dato espectacular: en los últimos cinco años, es él quien tiene el récord de roturas en una sola temporada, alcanzando un espectacular 48,84% en 2017. Para algunos esto no son más que números, pero la estadística ayuda a entender el por qué mentalmente cada jugador está donde está. Y en este apartado, Nadal es el rey indiscutible.


What's Your Reaction?

hate hate
0
hate
confused confused
0
confused
fail fail
0
fail
fun fun
0
fun
geeky geeky
0
geeky
love love
0
love
lol lol
0
lol
omg omg
0
omg
win win
0
win