Ferrari podría enfrentar fuertes problemas ante la crisis económica

El planeta entero esta sumergido en una profunda crisis económica. Los países denominados del primer mundo han visto congelar sus economías producto de la pandemia de Coronavirus que obliga a los gobiernos a dictaminar la cuarentena obligatoria para que la gente no salga de sus casas y así intentar detener el avance del virus que por el momento no tiene un cura que le permita combatir de lleno a esta pandemia. Esto hace que las empresas entren en una etapa de recesión importante generando grandes perdidas.

Los equipos de la Fórmula 1 no están exentos de esta crisis y también muestran serias dificultades para enfrentar este momento. No hay carreras y eso significa que comercialmente las escuderías no generan los recursos necesarios para mantener sus fábricas y el personal que demanda un equipo de la máxima categoría. A este presente hay que sumarle la incertidumbre que genera no saber cuales serán las fechas de iniciación del campeonato o el fin de esta pandemia que azota al mundo y eso es fundamental para poder estimar un punto de referencia en la recuperación económica.

El expiloto alemán de la categoría, Ralf Schumacher había cuestionado hace algunos días la situación económica de los equipos de menor rango ya que serán los que que más sufran esta crisis. A pesar de eso también cuestionó el presente de Ferrari que hoy tiene sus dos fábricas más importantes cerradas. Maranello y Monza no están trabajando y eso significa que la maquinaria no genera recursos y ahí esta la base de los posibles problemas con los que se pueda enfrentar la marca italiana.

“La Fórmula 1 no debería preocuparse sólo por los equipos más pequeños, sino también por los más grandes. Por supuesto que Williams y Haas están en peligro de extinción, pero no deberíamos subestimar qué les puede ocurrir a los fabricantes”, sostiene Ralf sobre la actitud que toma la categoría pensando en los equipos chicos. Este presente tan complicado que tiene la categoría frente a la pandemia de Coronvirus a puesto en un plano muy complicado económicamente a todo el planeta.

Además Ralf Schumacher comentó que: «Creo que un equipo como Ferrari tiene otras preocupaciones más graves que esperar que las carreras puedan reanudarse en julio, es difícil predecir qué sucederá y primero tendrán que salvarse. Los problemas deportivos están ahora en un segundo plano. Estamos hablando de miles de empleados, cientos de familias que van a estar en problemas”, sostiene el hermano del siete veces campeón del mundo de Fórmula 1 que avisa sobre los problemas que él considera se pueden presentar para los equipos fuertes.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.