El invicto boxeador cubano Frank Sánchez a sus 27 años cuenta con un récord de 15-0 con 11 nocauts y se reivindica como uno de los nuevos talentos del boxeo cubano, para muchos es el sustituto en un corto plazo del veterano Luis Ortiz.

Luis Ortiz a sus 41 años está dando las últimas peleas de su carrera, pese a ser un veterano todavía puede tener alguna que otra pelea de entidad y se habla de la posibilidad de una pelea con Andy Ruiz en donde una victoria le volvería  a poner entre los grandes, pero una derrota prácticamente le alejaría casi definitivamente de las grandes peleas.

El boxeo cubano ha dado grandes boxeadores en los últimos años, pero sus mejores boxeadores están muy cerca del retiro como Luis Ortiz, Rigondeaux, Gamboa o Lara, por lo que los aficionados cubanos esperan ese relevo generacional y en el peso pesado suena con fuerza Frank Sánchez.

Todavía hace falta que Sánchez demuestre su categoría ante rivales de más calidad, pero después de que la Organización Mundial de Boxeo (OMB), le meta entre los primeros clasificados la pelea que le podría dar el salto a los primeros puestas está muy cerca.

El promotor de Sánchez, Mike Borao, manifestó a Sky Sports que el cubano se podría medir a Michael Hunter. Considera que es una pelea factible ya que ostentan el 6º y 7º puesto de la OMB, por lo que el ganador podría dar un gran salto y entrar a ser un candidato para medirse a Joshua.

El estadounidense Michael Hunter en su última pelea empató frente al ruso Alexander Povetkin a finales de año en la velada Joshua vs Ortiz II.