BASQUET – Klay Thompson y las estrellas que dejaron sus equipos

Klay Thompson se va a los Mavericks, sumándose a otras leyendas que dejaron los equipos en los que se convirtieron en estrellas.


La mitad de los Splash Brothers ahora forma parte de los Dallas Mavericks.

Después de 13 temporadas y cuatro campeonatos con los Golden State Warriors, Klay Thompson se une a los Mavericks a través de un acuerdo de firma y canje, según Adrian Wojnarowski de ESPN. Los Warriors seleccionaron a Thompson con el pick número 11 en el draft de la NBA 2011, y el escolta jugó un papel decisivo en el resurgimiento de la franquicia junto a Stephen Curry y Draymond Green.

El cinco veces All-Star de la NBA ahora se unirá a Luka Doncic y Kyrie Irving, quienes cayeron ante los Boston Celtics en las Finales de la NBA 2024.

Thompson se suma a un grupo de estrellas que dejaron la franquicia en la que saltaron a la fama. He aquí un repaso de otras estrellas que fueron noticia al dejar los equipos en los que habían militado durante 10 temporadas o más.

NBA

Michael Jordan

Cuando piensas en Michael Jordan, es casi como si su segundo nombre debiera ser “Chicago Bulls”. MJ jugó 16 temporadas en la NBA, ayudando a los Bulls a ganar seis títulos de la asociación: en 1991, 1992, 1993, 1996, 1997 y 1998. Jordan, quizá el mejor jugador de la NBA de todos los tiempos, parecía destinado a pasar toda su carrera en el equipo que lo eligió en 1984. ¿O no?

Primero, Jordan se retiró en octubre de 1993 y tuvo un breve paso por las ligas menores de béisbol. Dicho paréntesis no duró mucho, y el mundo de la NBA se sintió aliviado cuando simplemente dijo “volví” mediante un comunicado de prensa en marzo de 1995. Tras unos años más de gloria con los Bulls, Jordan se retiró por segunda vez en enero de 1999.

Jordan no pudo estar mucho tiempo alejado del básquetbol, y se incorporó a la dirección de los Washington Wizards en enero de 2000. Pero la dirección tampoco fue suficiente para él, y se incorporó a los Wizards como jugador en septiembre de 2001. Fue ciertamente extraño verlo jugar durante dos temporadas con otra camiseta que no fuera la roja de los Bulls. El último partido de Jordan en la NBA fue el 16 de abril de 2003, y sí, fue con los Wizards.


Patrick Ewing

Pieza clave de los New York Knicks de los años 80 y 90, Ewing se hizo un nombre en Nueva York. Con los Knicks promedió 22,8 puntos, 10,4 rebotes y 2,7 tapones. Aunque se perdió las Finales de 1999 por una lesión, Ewing y New York llevaron a los Houston Rockets a siete juegos en las Finales de 1994 antes de perder.

Ewing se marchó tras 15 temporadas y 11 participaciones en el All-Star de la NBA en Nueva York. Pidió un pase y la franquicia lo aceptó, enviándolo a los Seattle SuperSonics. Pasó una temporada en Seattle y otra en Orlando Magic antes de retirarse en 2002.


Hakeem Olajuwon

De un pivot dominante a otro. La carrera de Olajuwon en los Rockets duró 17 temporadas e incluyó impresionantes galardones: 12 selecciones All-Star y All-NBA, dos campeonatos de la NBA y premios al Jugador Defensivo del Año, así como un JMV. Olajuwon y Houston fueron campeones dos años seguidos a mediados de la década de 1990, convirtiéndose en la sexta franquicia de la NBA que lo lograba por aquel entonces.

Pero todo lo bueno se acaba. Los Rockets enviaron a Olajuwon a los Toronto Raptors antes de la temporada 2001, donde pasó un año hasta retirarse.


Tony Parker

Tony Parker, uno de los mejores bases en la historia de la NBA, fue elegido por los San Antonio Spurs en el draft de 2001 e inmediatamente causó un gran impacto. El seis veces All Star formó parte de uno de los mejores “Big 3” de la historia junto a Tim Duncan y Manu Ginóbili, y a las órdenes del legendario entrenador Gregg Popovich.

Parker pasó 17 temporadas con los Spurs, donde ganó cuatro campeonatos de la NBA en 2003, 2005, 2007 y 2014. Parker sorprendió a todos cuando dejó a los Spurs -Duncan y Ginóbili nunca jugaron para otro equipo que no fueran los Spurs antes de retirarse- y firmó un contrato de dos años con los Charlotte Hornets antes de la temporada 2018-19. Sin embargo, se retiró después de un solo año allí, en julio de 2019.

Mención de honor:

Karl Malone: Pasó su última temporada en Los Ángeles Lakers (2003-04) tras haber jugado toda su carrera en el Utah Jazz (1985-2003).

Paul Pierce: Pasó los primeros 15 años de su carrera con los Boston Celtics (1998-2013) antes de pasar una temporada con los Brooklyn Nets (2013-14), una temporada con los Washington Wizards (2014-16) y dos temporadas con los LA Clippers (2015-17). En julio de 2017, Pierce firmó un contrato ceremonial con los Celtics para retirarse con el equipo.

Dwyane Wade: Pasó sus primeras 13 temporadas con el Miami Heat antes de pasar una temporada con los Chicago Bulls (2016-17) y los Cleveland Cavaliers (2017-18). Wade regresó a Miami a mediados de la campaña 2018-19 antes de retirarse en abril de 2019.

Damian Lillard: Pasó sus primeras 11 temporadas con los Portland Trail Blazers antes de ser canjeado a los Milwaukee Bucks de cara a la temporada 2023-24.


Futbol

Pelé

Uno de los mejores futbolistas de todos los tiempos, el brasileño hizo su debut con Santos FC en 1956. Además de jugar con la selección nacional de Brasil — los llevó a ganar tres Copas Mundiales de la FIFA — también ayudó al Santos a ganar la Copa Libertadores en 1962 y 1963. Después de 19 temporadas con el Santos, Pelé se retiró en 1974.

Dos años después, regresó, firmando con New York Cosmos de la North American Soccer League antes de comenzar la temporada 1975. La leyenda se retiró en octubre de 1977 después de un partido de exhibición entre el Cosmos y el Santos, por supuesto.


John Terry

El futbolista inglés siempre será recordado por haber sido el capitán del Chelsea, jugando con el equipo entre 1998 y 2017. John Terry, que jugó como defensor central, lideró a Chelsea hacia cinco títulos de la Premier League, cuatro FA Cups, tres League Cups y un título de la UEFA Champions League.

En enero de 2017, Terry jugó una temporada con Aston Villa, dejando el equipo en mayo de 2018 después de que el club no logró ascender a la Premier League. Terry regresó para convertirse en entrenador asistente de Aston Villa unos meses después.


Steven Gerrard

Considerado uno de los mejores centrocampistas de todos los tiempos, Steven Gerrard se sumó a Liverpool en 1998, y estuvo con el equipo hasta 2015. A pesar de ganar dos FA Cups, tres League Cups, la UEFA Champions League y la Copa de la UEFA, nunca logró ganar la Premier League con Liverpool.

De todas maneras, sigue siendo una leyenda. Gerrard decidió cruzar el charco e intentar cambiar su suerte en la Major League Soccer, firmando un contrato con LA Galaxy en enero de 2015. En noviembre de 2016, después de 13 apariciones con el Galaxy, Gerrard se retiró a los 36 años.


NFL

Aaron Rodgers

Rodgers, cuatro veces JMV de la NFL, fue centro de los Green Bay Packers durante 15 temporadas, incluyendo 11 apariciones en los playoffs y un Super Bowl. Se unió a un equipo de los New York Jets que ha estado plagado de derrotas: el equipo no ha llegado a los playoffs en 14 años, la sequía activa más larga en los cuatro deportes principales del país.

Podría decirse que se trata del pase más importante en la historia del equipo, y recuerda al intercambio de Brett Favre con los Packers en 2008. Por desgracia para los Jets, Rodgers se rompió el ligamento cruzado anterior a los pocos partidos de la temporada 2023-24.


Tom Brady

Veinte años es todo un compromiso. Si no, que se lo pregunten a Tom Brady, quien fue elegido por los New England Patriots en 2000 y pasó 20 temporadas seguidas en el equipo.

Pero en marzo de 2020, TB12 sorprendió al mundo del deporte cuando anunció que había llegado la hora de su segundo acto. El atleta de 42 años, posiblemente el mejor mariscal de campo de todos los tiempos, confirmó en las redes sociales que había firmado un contrato con los Tampa Bay Buccaneers.

Ver al seis veces campeón de Supe Bowl uniformado para jugar en otro lugar que no fuera el Gillette Stadium durante la siguiente temporada de la NFL fue ciertamente extraño, como lo fue verlo levantar el Trofeo Lombardi para otra franquicia después de ganar su séptimo anillo de Super Bowl al final de su primera carrera de playoffs con los Bucs.

Tras dos temporadas en Tampa Bay, Brady anunció su retiro, pero la conmoción de su marcha de New England nunca desapareció del todo.


Brett Favre

Cuando uno piensa en Brett Favre, piensa en los Green Bay Packers. El mariscal del Salón de la Fama pasó 20 temporadas en la NFL, y aunque se retiró en 2010, sigue ostentando numerosos récords de la NFL, como la mayor cantidad de partidos consecutivos como titular. Favre jugó para los Packers de 1992 a 2007, nada menos que 16 temporadas durante las que fue la imagen de la franquicia, en cuya cumbre les dio un título al ganar el Super Bowl XXXI.

En marzo de 2008, se retiró… hasta que cambió de opinión y los Packers extrañamente lo enviaron a los Jets en agosto de 2008. Jugó en New York una temporada antes de firmar con los Minnesota Vikings, el rival de los Packers. ¿Qué? Jugó en la temporada 2009-10, y después de lesionarse durante la temporada 2010-11, se retiró definitivamente en enero de 2011.


Joe Montana

No parece real que Joe Montana haya jugado con otro equipo además de los San Francisco 49ers. Montana ganó cuatro Super Bowls (XVI, XIX, XXIII y XXIV) con los Niners, el equipo con el que jugó durante 14 temporadas después de ser seleccionado en 1979. Pero la carrera de Joe Cool en la NFL, en realidad, duró 16 temporadas.

El ocho veces Pro Bowler se lesionó hacia el final de su carrera, perdiéndose toda la temporada 1991-92 y la mayor parte de la campaña 1992-93. Cuando Montana volvió recuperado, Steve Young ya se había hecho de renombre en San Francisco. Justo antes de la temporada 1993-94, los 49ers enviaron a Montana con los Kansas City Chiefs, donde terminó su carrera después de dos temporadas regulares. Montana se retiró en abril de 1995, y fue inducido al Salón de la Fama de la NFL en 2000.

Mención de honor:

Russell Wilson: Los Seattle Seahawks cambiaron al mariscal que lideró a su franquicia hacia su único Super Bowl. Según ESPN Stats & Information, Wilson, que jugó 10 temporadas con los Seahawks, se convirtió en el primer mariscal de campo en abrir para un equipo al que superó en un Super Bowl (el Super Bowl XLVIII).

Peyton Manning: Jugó cuatro temporadas con los Broncos después de ser cortado por los Colts, y ganó el Super Bowl 50 en su última temporada.

Johnny Unitas: Jugó cuatro partidos con los Chargers después de 17 temporadas con los Baltimore Colts.

Emmitt Smith: Después de 13 años con los Cowboys, jugó dos temporadas con los Cardinals, anotando 11 touchdowns en 25 partidos.

Jerry Rice: Después de 16 años con los 49ers, Rice pasó tres temporadas y media con los Raiders y parte de su última campaña con los Seahawks. Sumó 1,211 yardas de recepción y siete touchdowns en la temporada en la que cumplió 40 años.


MLB

Hank Aaron

Quizá el mejor bateador en la historia del béisbol, Hank Aaron estuvo 21 temporadas con los Bravos de Milwaukee y Atlanta, arrancando en 1954. El 25 veces All Star y campeón de la Serie Mundial en 1957 también cuenta con la segunda mayor cantidad de jonrones de todos los tiempos, con 755. En 1975, Aaron dejó los Bravos y se fue con los Milwaukee Brewers, donde jugó dos temporadas a los 41 años. Con el tiempo regresó a Atlanta, donde se sumó al equipo en 1976 como ejecutivo de los Bravos.


Willie Mays

Willie Mays, uno de los mejores jugadores de béisbol de todos los tiempos, tuvo una ilustre carrera de 22 años. Además, sigue siendo la cara de los Gigantes de Nueva York, el equipo con el cual arrancó su carrera en la MLB en 1951. Cuando el equipo se trasladó a San Francisco después de la temporada 1957, Mays se fue con ellos, todavía bateando de manera brillante.

Jugó unas impresionantes 21 temporadas con los Gigantes, durante las cuales ayudó al equipo a ganar la Serie Mundial en 1954. En mayo de 1972, Mays tenía 41 años cuando fue cambiado a Nueva York para jugar con los Mets. Pasó allí una temporada deslucida antes de retirarse.

Mención de honor:

Yogi Berra: Cortado por los Yankees después de una carrera de 18 años. Estuvo una temporada sin jugar y luego disputó cuatro partidos con los Mets.

Harmon Killebrew: Después de 21 temporadas con los Mellizos, jugó 106 partidos con los Reales en donde apenas conectó para .199.

John Smoltz: Dividió su última temporada entre los Medias Rojas y los Cardenales después de una carrera de 20 años con los Bravos.


WNBA

Candace Parker

En 2021, Candace Parker sorprendió al mundo del básquetbol cuando decidió dejar a Los Angeles Sparks — la franquicia que la había seleccionado — después de 13 temporadas con su equipo local, Chicago Sky. En ese momento, la movida marcó la que se podría decir fue la decisión mas importante en las dos décadas de historia de la WNBA, luego de la firma de un nuevo convenio colectivo que facilitó un mayor movimiento de jugadoras. La dos veces JMV de la WNBA y dos veces campeona de liga dejó en shock a los fans una vez más en enero, cuando Parker anunció en Instagram que iba a firmar con las campeonas reinantes, Las Vegas Aces.


NHL

Martin Brodeur

Martin Brodeur ganó tres Stanley Cups con los New Jersey Devils y en la actualidad es el vicepresidente ejecutivo de desarrollo de negocios del equipo. Sin embargo, no todo fue como en los cuentos de hadas entre Brodeur y los Devils.

Brodeur, un 10 veces All-Star y uno de los mejores porteros de la NHL, comenzó su carrera en 1991. Se especuló mucho con el retiro de Brodeur en la temporada baja de 2012, pero firmó otro contrato con los Devils. Después de dos temporadas por debajo del promedio, Brodeur se convirtió en agente libre y firmó un contrato con los St. Louis Blues en diciembre de 2014. En enero de 2015, Brodeur se retiró, habiendo jugado apenas siete partidos con los Blues.


Bobby Orr

Uno de los mejores jugadores de hockey de todos los tiempos, Bobby Orr fue esencialmente realeza en Boston durante la década en la que jugó allí. El defensor se sumó a los Boston Bruins, un equipo que venía teniendo dificultades, en 1966. Orr cambió la historia del equipo, ayudando a los Bruins a ganar la Stanley Cup en 1970 y 1972.

Orr quedó afuera durante gran parte de la temporada 1975-76 debido a una lesión, y su agente lo convenció de que firmara como agente libre con los Chicago Blackhawks. Orr sólo jugó 20 partidos en la temporada 1976, se perdió toda la temporada 1977 e intentó regresar en la campaña de 1978. Solamente disputó seis partidos antes de retirarse a los 30 años, en 1978.


Mención de honor:

Mike Modano: Pasó 20 temporadas con los Minnesota North Stars/Dallas Stars, y después jugó cuatro partidos con los Detroit Red Wings en su última temporada.

Bernie Federko: Jugó 13 temporadas con los Blues, y disputó 13 partidos con los Red Wings en su última temporada.

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *