El origen de los apodos de los clubes del fútbol argentino

Cada club del fútbol argentino tiene uno o varios apodos conocidos, aunque lo que muy pocos saben es el origen de dichos sobrenombres. Por ejemplo, ¿por qué le dicen El Xeneize y Los Bosteros a Boca, El Millonario y Las Gallinas a River, Los Diablos Rojos y El Rey de Copas a Independiente o La Academia a Racing? Vale la pena repasarlo, entonces… 

El origen de los apodos de los clubes del fútbol argentino

En orden alfabético:

Por qué le dicen El Tiburón a Aldosivi

Este sobrenombre tiene que ver con que el club es de Mar del Plata y sus instalaciones están muy cercanas al mar. Además, los hinchas destacan “la valentía y la determinación” (mismas cualidades del pez) del equipo para los logros que ha tenido a lo largo de su historia.

Por qué le dicen El Bicho a Argentinos Juniors

En la década de 1950, el equipo humilde de La Paternal, con la camiseta colorada, se empezó a hacer cada vez más fuerte de local, a luchar por los títulos y a vencer a los grandes. También es conocido como “El Tifón”  ya que el desaparecido periódico El Líder, tras una goleada a Defensores de Belgrano, destacó: “Arrasó el Tifón de Boyacá”, en alusión a la ubicación del estadio entre las calles Boyacá y Médanos (hoy llamada Juan Agustín García).

Por último, sus divisiones inferiores son popularmente conocidas como “El Semillero del Mundo” porque allí surgieron diferentes cracks a lo largo de las épocas. Entre ellos están Diego Maradona, Juan Román Riquelme, Claudio “El Bichi” Borghi, Fernando Redondo, Esteban Cambiasso y Juan Pablo Sorín.

Por qué le dicen El Viaducto a Arsenal

Además de “Arse”, el sobrenombre de la humildad entidad es justamente porque su estadio queda a tres cuadras de la estación Sarandí, Avellaneda, por donde pasa el tren Roca, sobre la Avenida Mitre al 2779.

Por qué le dicen El Decano a Atlético Tucumán

Este seudónimo fue creado muchos años después de la creación de la institución, que fue el 27 de septiembre de 1902. Se debió a que, cuando lo bautizaron, había sido el primer club de fútbol fundado en el Norte argentino y uno de los pioneros en todo el país. El término “decano” significa que “es el miembro más antiguo o de más edad de una colectividad”.

Por qué le dicen El Taladro a Banfield

En 1940, el equipo estaba recién ascendido y sorprendió a muchos de la Primera División, con varias goleadas incluidas. Luego de varios resultados abultados en su favor, el diario El Pampero lo bautizó con el apodo de “Taladro” por la manera en la que “agujereaba” las porterías contrarias.

Por qué le dicen El Pirata a Belgrano de Córdoba

En realidad, el mote nació en forma despectiva desde la hinchada de uno de sus máximos adversarios de la provincia: Racing. En 1968, los fanáticos de ese club acusaron a los celestes de robarles sus banderas. La leyenda señala que la barra de Belgrano fue la primera en Córdoba en institucionalizar el bombo en las tribunas.

Por qué le dicen El Xeneize y Los Bosteros a Boca

El primero está vinculado con los habitantes de la zona de La Boca a comienzos del siglo 20: la mayoría eran de Génova, capital de la provincia de Liguria, en Italia. Allí se habla ligur, un dialecto que nombra a la ciudad del país europeo como “Zena“.

El gentilicio de aquellos oriundos de Génova en ligur es “zenéixi”. Esa palabra fue derivada en Buenos Aires a “xeneize” gracias a Esteban BagliettoAlfredo ScarpatiSantiago SanaTomás MovioLuis De Harenne y los hermanos Juan Antonio y Teodoro Farenga, siete adolescentes que en 1905 se juntaron para fundar el club que en la actualidad es uno de los dos más populares de la Argentina.

En cuanto al segundo seudónimo, también nació de manera despectiva, en esta ocasión por parte de los hinchas de River, su máximo rival. El término “bostero” proviene de “bosta” (excremento de vaca o de caballo). Como “La Bombonera” se ubica a un lado del Riachuelo, parte del Río de la Plata que está repleta de residuos y de desechos humanos, durante una de las visitas de los fanáticos del “Millonario” a ese mítico estadio los hinchas comenzaron a decir que en las inmediaciones de la cancha había “olor a bosta”.

Si bien al principio el apodo era ofensivo y denigrante para el público de Boca, con el tiempo le fueron tomando cariño y hoy es casi un motivo de orgullo para sus seguidores.

Por qué le dicen El Ferroviario a Central Córdoba de Santiago del Estero

La historia del mote se inicia en 1919, el año de la fundación del club. En ese entonces, un grupo de empleados del Ferrocarril Central Córdoba, que unía al norte argentino y a Buenos Aires con Córdoba (actual línea Mitre), le dieron vida a la institución. Apenas unos años más tarde, en la provincia ya estaba popularizado el sobrenombre.

Por qué le dicen El Funebrero a Chacarita

Este apodo está vinculado con la cercanía del estadio con el cementerio de la Chacarita, que fue inaugurado en 1871. Ambos quedan a unas 30 cuadras de distancia. Incluso, el negro de la camiseta del “Tricolor” también se debe al cementerio, mientras que el rojo fue por el socialismo y el blanco por “la pureza de sus miembros”.

Por qué le dicen El Sabalero a Colón de Santa Fe

La cercanía de las instalaciones del club con los ríos Salado y Paraná hizo que muchos de los fundadores de la institución se dedicaran -a inicios del siglo 20- a la pesca como medio de sustento, vendiendo y consumiendo pescados. Entre las múltiples especies se destacaba el sábalo. Aunque al comienzo los simpatizantes de los otros equipos de la provincia se mofaban de Colón por este sobrenombre extraño, con el transcurrir de los años los hinchas lo adoptaron afectuosamente.

Por qué le dicen El Halcón a Defensa y Justicia

Cuando un grupo de amigos fanáticos del fútbol fundaron el club el 20 de marzo de 1935, el primer salto de calidad de la entidad de Florencio Varela lo comandó el Presidente de la línea 148 de colectivos “El Halcón”, de donde tomó finalmente el seudónimo y los colores de la camiseta.

Por qué le dicen El Pincha a Estudiantes de La Plata

Este sobrenombre es tal vez uno de los más curiosos del fútbol argentino. Incluso, existen dos versiones históricas al respecto. La primera tiene que ver con que algunos estudiantes de medicina de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), varios de los cuales formaban parte de la institución, hacían experimentos con roedores cerca de las instalaciones del club.

La otra teoría es mucho más cercana en el tiempo, en 1980, aunque no por ello cuenta con menos credibilidad. En una entrevista al diario El Tiempo, un fanático llamado Felipe Montedónica contó. “Yo tenía un hermano chico con el que trabajaba en el Mercado de La Plata”. “Como había allí muchas ratas, mi hermano y yo las corríamos con un pinche, con un tenedor grande. Y fue así, por esas cosas de chicos, que tanto a él como a mí nos pusieron el sobrenombre de Pincharrata”, amplió.

Como cuando viajaba a ver al equipo en transporte público conoció cada vez a más simpatizantes de Estudiantes que comenzaron a llamarlo “Pincha”, el apodo se fue popularizando cada vez más hasta extenderse al equipo en sí.

No obstante, a Estudiantes también le dicen “El León”, aunque la explicación en ese sentido aún no está muy clara. La primera teoría habla de Manuel León Santillán, un personaje que se reveló durante la última dictadura cívico-militar (1976-1983) y que era barra de Estudiantes. Se dice que, por un ajuste de cuentas, la Policía lo asesinó y lo tiró al Rio de la Plata, por lo que al equipo se lo empezó a llamar León en honor a su segundo nombre.

Luego, se rumoreó que el apodo se lo pusieron los hinchas tras el tricampeonato en las Copas Libertadores de 1968, 1969 y 1970, ya que aquel conjunto ganaba los trofeos “a pura garra y valentía”. Por último, se menciona que como su archirrival Gimnasia es “El Lobo”, Estudiantes debía ser “El León” en contraposición.

Por qué le dicen El Verdolaga y Oeste a Ferro

Mientras que el mote de “Oeste” se originó en referencia a la ubicación inicial del barrio de Caballito hacia los primeros años del 1900, el de “Verdolaga” fue consecuencia de los colores del club y de la zona de quintas que lo rodeaban.

Por qué le dicen El Lobo, El Tripero y El Basurero a Gimnasia de La Plata

En este caso, el autor fue el dibujante Julio César Trouet, que allá por 1953 trabajaba para el diario El Día de la ciudad de las diagonales. Como el estadio está “encajado” en uno de los bosques más pintorescos de La Plata, a Trouet se le ocurrió que el símbolo de un lobo debía reemplazar al del de un carnicero que representaba al club hasta ese entonces. Además, el equipo era reconocido por su astucia y rapidez, características habituales en dicho animal feroz.

Por otro lado, el apodo “Tripero” se refiere a la profesión que desempeñaban muchos de los jugadores e hinchas del club en los frigoríficos de las zonas de Berisso, Swift y Armour, fundamentalmente en las décadas de 1910, 1920 y 1930. Si bien se los empezó a denominar de esa forma despectivamente, con el correr de los años los propios obreros lo adoptaron con orgullo.

Por último, el seudónimo de “Basurero” fue obra de Oscar Emir Venturino, uno de los mejores Presidentes que tuvo la entidad. El origen data de la década de 1970, cuando Venturino estuvo al frente de Gimnasia y fue clave para la adquisición de los terrenos de Estancia Chica, entre otras cosas.

Venturino era el dueño de la compañía que tenía a su cargo la recolección de los residuos de toda La Plata, por lo que el sobrenombre se hizo cada vez más conocido. La gran campaña realizada por el equipo en 1970, denominado ‘La Barredora’, ayudó para que “Basurero” se hiciera un emblema del club.

Por qué le dicen El Tomba, El Bodeguero y El Expreso a Godoy Cruz de Mendoza

Los seudónimos de “Tomba” y de “Bodeguero” se dieron en referencia a la actividad de la venta de vinos de la vieja Bodega Antonio Tomba, que con el paso del tiempo se convertió en otro hito de la historia de la institución: el nombre completo es Club Deportivo Godoy Cruz Antonio Tomba.

Además, le dicen “El Expreso” por aquel equipo que brilló en el año 1933, aunque otras teorías argumentan que se debía a la cercanía que tenía el primer estadio del club instalado en las calles Castelli y Las Heras, del Departamento homónimo con las vías del tren.

Por qué le dicen El Globo y El Quemero a Huracán

Fundado el 1° de noviembre de 1908, la leyenda señala que los primeros nombres de la entidad de Parque Patricios fueron “Verde esperanza no pierde” y “Verde esperanza y no se pierde”. Sin embargo, cuando los fundadores fueron a hacer el sello del club para que quedara la identidad definitivamente instalada, el vendedor les dijo que era demasiado largo y que debían ingeniárselas para crear uno más corto.

En aquella época, el ingeniero Jorge Newbery, considerado el padre de la aviación argentina, tenía una muy buena relación con los fundadores de la institución. En 1909, Newbery piloteó un globo aerostático llamado Huracán desde Belgrano (Ciudad de Buenos Aires) hasta la localidad brasileña de Bagé. A lo largo de Argentina, Brasil y Uruguay, recorrió así alrededor de 550 kilómetros.

Ese hecho, muy destacado en los diarios de la época, inspiró el distintivo del club: los jóvenes entusiastas le pidieron si podían utilizar al globo como el símbolo del escudo. Un año después, se dejó constancia en un acta que se usaría una camiseta blanca con la insignia del globo Huracán.

Por otra parte, el mote de “Quemero” se dio por la cercanía a la quema municipal, hoy conocida como La Quema o La Quemita. Incluso, al comienzo, el humo de sus chimeneas dificultaba la visión de los espectadores en algunos partidos.

Por qué le dicen El Rojo, Los Diablos Rojos y El Rey de Copas a Independiente

Esta historia es una de las más curiosas, ya que la camiseta estuvo a punto de ser azul y blanca, pero por culpa de Quilmes terminó siendo roja. Fundado el 1° de enero de 1905, corría ese año cuando Saint Andrews Scots School de Escocia, con la casaca blanquiazul, se convirtió en el primer campeón del fútbol argentino. En 1907, la entidad de Avellaneda quiso utilizar esa misma camisa, a modo de homenaje, en el torneo que estaba por empezar.

Sin embargo, las autoridades de aquel entonces no se lo permitieron porque no podía haber dos equipos con los mismos colores, y Quilmes ya los había utilizado. A todo esto, pocos meses atrás, el primer Presidente provisorio de Independiente, Arístides Langone, había ido a ver partidos de Nottingham Forest, el poderoso conjunto inglés que había llegado a Sudamérica para hacer una gira de preparación.

El encuentro más vibrante de dicha gira fue contra Alumni, el elenco argentino que en esa época era casi invencible. La impresionante victoria por 6-0 de los británicos en el Campo de Polo de Palermo impresionó a Langone, que aseguró que alguna vez su club utilizaría los mismos colores que Nottingham. “No vamos a quedar afuera del torneo por el reglamento, jugaremos con la camiseta roja”, habrían sido las palabras del mandamás a sus allegados. A partir de allí, si bien en las presentaciones iniciales la casaca también llevaba “vivos” blancos, la prenda luego quedó toda roja.

Casi dos décadas más tarde, en 1926, el sobrenombre de “Diablos Rojos” se originó de la mano de Hugo Marini, periodista del diario Crítica, en referencia a la “delantera endiablada” compuesta por Canaveri, Lalín, Ravaschino, Seoane y Orsi. Aquel año, Independiente fue campeón amateur invicto.

Mucho más cercano en el tiempo, el 29 de agosto de 1976, nació el apodo de “Rey de Copas” cuando conquistó su título número doce a nivel internacional y se apropió del mote en relación a esa carta de las barajas españolas. El club patentó el sobrenombre y durante muchos años fue el equipo argentino con más trofeos a nivel internacional en soledad, aunque a comienzos de este siglo Boca lo alcanzó: ambos suman 18.

Por qué le dicen La Gloria a Instituto de Córdoba

Fundado el 8 de agosto de 1918, el sobrenombre se originó un año más tarde, en 1919, cuando se consagró campeón invicto en la Segunda del torneo de la ex Liga Cordobesa. Los reportes de la época marcaron que ese equipo era “La Gloria” de la provincia y que al fin había llegado a “la gloriosa” Primera División. A partir de allí, llenos de orgullo, los hinchas comenzaron a decirle así.

Por qué le dicen El Granate a Lanús

En esta oportunidad, se debió al inventor del uniforme del equipo, el arquitecto Carlos Pointis, quien decidió que se usara una camiseta de ese color, con cuello y puños blancos, pantalón blanco, y medias negras con vivos granates y blancos. Otro creador fue Juan Messeguer, el diseñador de la bandera del club.

La versión que más fuerza tiene es la que indica que en 1928, algunos directivos de la institución fueron enviados a Europa con la misión de conseguir alguna “camiseta distinta a la del resto” para que fuera utilizada. Entonces, para “salir de lo común”, llegaron desde el Viejo Continente con prendas que en principio eran bordó. No obstante, con el correr del tiempo, la misma fue mutando paulatinamente hacia el granate.

La teoría menos aceptada remarca que, como la mayoría de los fundadores habían sido españoles nacidos en Pontevedra, Galicia, escogieron el color del elenco de aquella tierra: Pontevedra Fútbol Club.

Por qué le dicen La Lepra a Newell´s y El Canalla a Rosario Central

Los seudónimos de ambos gigantes de la ciudad están directamente relacionados. La leyenda dice que, a principios del siglo 20, un grupo de Damas de Beneficencia del Hospital Carrasco de Rosario se propuso realizar un partido para los enfermos de lepra.

Para ello, debían convocar a los dos principales clubes de la localidad santafesina. Mientras que “El Rojinegro” aceptó la invitación, su adversario se negó, por lo cual a Newell´s le quedó el mote de “La Lepra” y a Central el de “Los Canallas” por no haberse presentado.

De acuerdo con el sitio web oficial de la entidad azul y amarilla, otra versión indica que en 1928 los hinchas incendiaron varias lonas cercanas a la cancha del club local Belgrano, con el que también quien tenían una gran rivalidad. Al ver la situación, enfurecidos, los seguidores de Belgrano comenzaron a gritarles: “¡Son unos canallas, son unos canallas!”.

Por qué le dicen El Torito a Nueva Chicago

Es una alusión al gran boxeador de peso liviano Justo Suárez, de la década de 1930, quien era conocido popularmente como “El Torito de Mataderos”, ya que había nacido en dicha localidad de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Suárez era hincha de Chicago y el club comenzó a ser más conocido gracias a él.

Por qué le dicen El Calamar a Platense

El seudónimo fue creado por el periodista Antonio Palacio Zino en 1908, cuando el club de Vicente López (provincia de Buenos Aires) utilizaba para jugar de local un terreno cerca del río, el cual cada vez que llovía o había una sudestada se inundaba, por lo que los jugadores al final del partido estaban completamente embarrados. Como Platense jugaba muy bien en dichas condiciones y solía sacar provecho de esas situaciones porque estaba acostumbrado al campo encharcado y sus rivales no, Zino publicó que “los muchachos se movían como calamares en su tinta”.

Por qué le dicen El Cervecero a Quilmes

Fundado el 27 de noviembre de 1887, menos de tres años más tarde ocurrió algo que derivó en el apodo: el 31 de octubre de 1890 se sirvió el primer chop de cerveza en esa ciudad de la Provincia de Buenos Aires y desde allí comenzó a venderse bajo la marca Quilmes, en honor al antiguo nombre indígena de la localidad. En su lengua, el cacán, kilme significa ‘entre cerros’.

Por qué le dicen La Academia a Racing

El sobrenombre de la entidad de Avellaneda está pura y exclusivamente vinculado con su grandeza deportiva. Surgió en 1913, cuando el equipo ganó el primero de sus siete títulos consecutivos durante el amateurismo, un récord jamás igualado a nivel nacional.

En realidad, comenzó a popularizarse en 1914, año en el que Racing terminó el campeonato de forma invicta con once victorias y un empate en doce fechas. Además, un año más tarde repitió el trofeo con 22 triunfos y 2 igualdades, con 93 goles a favor y sólo 5 en contra. A partir de ello comenzó a decirse que el equipo era una “Academia” de fútbol porque “les enseñaba a los demás a jugar”.

Por qué le dicen El Millonario, Las Gallinas y La Banda a River

Fundado el 25 de mayo de 1901, los primeros títulos oficiales fueron en 1914. A partir de aquel año, los grandes equipos conformados por el club y el estilo ofensivo demostrado en el campo de juego hicieron que su popularidad creciera a pasos agigantados. Con un gran número fanáticos para la época y el consecuente poderío económico, la directiva rompió el mercado de pases con dos contrataciones impactantes en aquel entonces: River fichó al extremo derecho Carlos Peucelle desde Sportivo Buenos Aires por 10 mil pesos en 1931 y al goleador Bernabé Ferreyra desde Tigre por 35 mil pesos año siguiente.

La compra de Ferreyra, “El Mortero de Rufino” que luego fue ídolo del club, fue la más cara del mundo en ese momento. De esa manera, River se transformó en la única institución sudamericana en haber obtenido dicho récord.

Por otra parte, el mote de “Gallinas” tiene su inicio luego de haber perdido la final de la Copa Libertadores de 1966, cuando tenía todo para ganarla. Tras la caída en la ida contra Peñarol en Uruguay, River lo derrotó de local y fueron a un tercer duelo de desempate para conocer al campeón en el estadio Nacional de Santiago de Chile. Allí, “El Millo” se imponía por 2-0 y parecía que se llevaba el trofeo, pero “El Manya” lo igualó y llevó la definición a la prórroga. Muy golpeado anímicamente, el conjunto argentino sucumbió 4-2.

Pocas horas más tarde, River visitó a Banfield por el torneo nacional y los hinchas del “Taladro” tiraron al campo de juego una gallina real con una banda roja pintada para mofarse por la reciente derrota continental de su adversario, lo cual se llevó todas las miradas. Más allá de que durante muchos años aquel mote sirvió de cargada por parte de los rivales, hoy los seguidores del conjunto de Núñez lo llevan con orgullo.

Por último, el apodo de “La Banda” es por la camiseta, pero ¿por qué River usa la camiseta con una banda roja? El club apenas tenía tres años y medio de vida cuando a fines de 1904 Catalina Salvarezza, madre de Luis y Enrique Salvarezza, le cosió la banda roja en diagonal a una remera del club que le habían llevado, la cual era completamente blanca.

En una gran noche de celebración durante la época del carnaval, colgaba una cinta roja de seda desde una vieja carroza llamada Los habitantes del Infierno, donde se encontraban festejando los jugadores y los dirigentes del equipo. Fue entonces cuando un grupo de ellos decidieron robarla para agregarle un detalle con algún color a la casaca, para que ella no fuera toda blanca. La cruzaron en diagonal, sujetada con alfileres, y a partir de allí el conjunto comenzó a usarla de esa forma.

Por qué le dicen El Ciclón, El Santo, El Cuervo, El Matador, Los Gauchos y El Azulgrana a San Lorenzo

“El Ciclón” se creó cuando un periodista del diario Crítica durante la década de 1930, Hugo Marini, lo utilizó para referirse a la contundencia con la que el equipo atacaba y ganaba en casi todas las canchas. Fundado el 1° de abril de 1908, “El Cuervo” tuvo que ver inicialmente con el apodo que le pusieron sus rivales en referencia al creador principal de la institución: el padre Lorenzo Massa. Más tarde, se popularizó por la vestimenta negra -del mismo color del ave- de los curas de la iglesia a la que Massa solía asistir. Por supuesto, “El Santo” también está vinculado con el origen religioso de la entidad de Boedo.

Por otro lado, el mote de “Matador” surgió en 1968, cuando aquel equipo imparable dirigido por el brasileño Tim se destacó por su invicto sostenido como campeón del Torneo Metropolitano y por no brillar tanto en los primeros tiempos para luego ‘matar’ a los rivales en las segundas partes.

Con relación a “Los Gauchos”, dicho apodo empezó en la década de 1930, cuando llegaron al club grandes jugadores desde otras provincias que no eran Buenos Aires. Entre ellos se destacaron Alberto Chividini, Gabriel Magán y Genaro Cantelli, No obstante, con el correr de los años, dicho apodo se extendió al club en sí mismo y no solamente a los ya mencionados futbolistas. Por último, “El Azulgrana” se debe a los colores tradicionales del club. De acuerdo con su fundador principal Massa, “el azul significa lo ideal y el rojo, la lucha”.

Por qué le dicen El Ciruja a San Martín de Tucumán

Al contrario de los hinchas de su archirrival Atlético en la provincia, los simpatizantes blanquirrojos tenían un status social más bajo y eran llamados “cirujas” o “verduleros” por su proximidad al mercado de Abasto. Fundado el 2 de noviembre de 1909, a partir de la década siguiente comenzó a crecer el público de este equipo y, por lo tanto, a popularizarse su sobrenombre.

Por qué le dicen El Matador a Tigre

Este seudónimo se remonta a la década de 1970, cuando volvió a vestir el diseño original de la camiseta azul y roja a rayas verticales, y aún estaba de moda el histórico equipo de “Los Matadores” de San Lorenzo. Luego, ya en 1979, aquel gran conjunto que ascendió a la Primera División hizo que el apodo se profundizara y quedara instalado definitivamente.

Por qué le dicen El Tatengue a Unión de Santa Fe

Como el club fundado el 15 de abril de 1907 en la capital provincial, en esa época la zona en la que se inició la institución estaba habitada por la clase alta y media alta, por personas de un mayor nivel económico y educativo. Incluso, estaba de moda decir “tatengue” en lunfardo, que quería decir “buen vivir” y que hoy significaría algo así como “cheto”.

Por qué le dicen El Fortín a Vélez

Corría el 13 de julio de 1932 cuando el periodista Hugo Marini, del diario Crítica, escribió la previa del partido que al día siguiente debían disputar el local y “El Ciclón” con el título: “¿San Lorenzo hará rendir mañana ´El Fortín´ de Villa Luro?”. Cuentan los reportes de aquella época que, para titular así, el comunicador se inspiró, por un lado, en las cuatro torres de iluminación que rodeaban al estadio y que parecían ser “las atalayas de un fortín”. Por otra parte, la gran racha del equipo en casa durante aquel campeonato, con cinco victorias y un empate, llevó a que se considerara a dicha cancha como prácticamente impenetrable.

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.