FUTBOL – No le sobró nada: Francia venció sobre el final a Bélgica y clasificó a cuartos de final de la Eurocopa

Francia hizo más méritos, pero la ventaja llegó sobre el final. Randal Kolo Muani fue quien logró romper un cero que parecía irrompible a los 39′ de la segunda mitad ante Bélgica en octavos de final de la Eurocopa en el Merkur Spiel-Arena, de Düsseldorf, que se puede revivir por Disney+.

El delantero, que había ingresado en la segunda mitad en lugar de Marcus Thuram, recibió en el área, giró, remató y la pelota se desvió en Vertonghen, descolocando a Casteels, el arquero belga, en un partido atípico del certamen europeo.

El gol fue un desahogo para Les Bleus, que habían visto cómo un partido en el que dominaron las acciones y los tiempos se les empezaba a complicar. Habían tenido sus chances y fueron quienes más habían hecho por la clasificación, pero los belgas se animaban y habían tenido una ocasión clara en los pies de un Kevin De Bruyne desaparecido, desactivada por Maignan.

Pero el partido fue extraño desde el comienzo, ya que ambos equipos comenzaron el encuentro con un ritmo excesivamente cansino. Los galos, con iniciativa, y los belgas más replegados buscando aprovechar algún descuido francés, con fútbol más de respuesta que de propuesta.

Kevin De Bruyne y Mbappé no gravitaron a lo largo de los 90′. El 7 belga tuvo la chance con un tiro libre desviado con los pies por Maignan y luego fusiló al arquero francés en la más clara de su equipo en la segunda mitad, pero el guardameta respondió. Sin embargo, ninguno de los dos jugó un buen partido. El enmascarado francés quedó muy pegado a la raya y tampoco entró mucho en juego en un equipo desarticulado.

Entre la pasividad de ambos equipos, en la primera mitad Marcus Thuram tuvo la chance más clara para Francia, recién a los 34′. El delantero conectó un centro de Koundé en el punto penal y la envió apenas por encima del travesaño, aunque del partido hasta ahora, poco. Tuvieron que pasar 34 minutos para vivir la primera emoción.

Francia creció un poco en los últimos minutos de la primera mitad y veía que podía animarse a más. Pero Tchouameni, encendido, abusaba de su confianza con remates de lejos y desviados. Y los galos no lograban penetrar el cerrojo belga atrás. Y las pocas chances con las que contaban no las culminaban bien.

Ya en el segundo tiempo, la única punta de lanza de los galos fue el propio Tchouameni, quien siguió probando a distancia. Y la verdaderamente ocasión de gol llegó a los 70′, con un remate de zurda de Saliba entrando al área que se fue apenas al lado del palo.

Lo que le siguió fue la chance clara para De Bruyne y Francia, grogui, entendió que debía buscarlo sí o sí en los 90′. Hasta que a los 83′, Kolo Muani recibió, giró, remató y el desvío lo favoreció. Un grito de desahogo para una Francia que avanza a paso firme y espera por Portugal o Eslovenia en cuartos de final.

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *