Gallardo recibió una mala noticia y se complica el mercado de pases

River Plate sigue en la búsqueda de reforzar su plantel de cara a los octavos de final de la Copa Libertadores. Con varios frentes abiertos en las negociaciones, entre las que se destacan el uruguayo Luis Suárez y Rodrigo Aliendro, uno de los delanteros preferidos por Marcelo Gallardo para arribar al “Millonario” cambió su postura y decidió volver a entrenarse con su equipo. Se trata del colombiano Miguel Borja que, tras dos días de ausencia, se presentó con el plantel de Barranquilla.

A principios de la semana parecía que la llegada de Borja para calzarse la camiseta del equipo de Núñez era un hecho. River había ofrecido 6 millones de dólares por el total del pase del delantero y el conjunto colombiano había aceptado la oferta. Sin embargo, la situación se complicó ante la nueva negativa del Palmeiras de vender el otro 50% de su ficha.

Ante la traba en la negociación, el exatacante de Atlético Nacional y Olimpo de Bahía Blanca se plantó y, para ejercer presión, no fue a los entrenamientos del “Tiburón” durante dos días seguidos. Aunque parecía que la medida iba a continuar por lo que restaba del fin de semana, el 9 de la Selección de Colombia tomó la decisión de reaparecer en los trabajos de la pretemporada y se hizo los exámenes médicos de rutina. 

Si bien los dirigentes del club argentino no dan el pase totalmente caído, saben que deberán mejorar de manera considerable la oferta por el exjugador del Gremio de Porto Alegre. Aunque los directivos del “Verdao” no indicaron cuál es la cifra que pretenden, se especula que el “Millonario” deberá poner, al menos, dos millones más de la moneda estadounidense, lo que llevaría el monto final a 8 millones de dólares. 

La situación de Aliendro

Tras el conflicto que se desató entre River y Colón de Santa Fe para ver cuál de los dos se quedaba con Lucas Beltrán para incluirlo en octavos de final de Copa Libertadores, se sumó un round más entre ambos equipos. Rodrigo Aliendro, quien quedará libre del conjunto santafesino el 30 de junio, tiene prácticamente arreglada su llegada al plantel de Gallardo con un contrato de 3 años, sin embargo hay una disputa que complica arribo. El “Sabalero” tiene planeado anotarlo en la lista de buena fe para el partido de ida de octavos de final ante Talleres de Córdoba que se disputará el 29 de junio y, en caso de hacerlo, el exvolante de Atlético Tucumán no podrá calzarse otra camiseta para las fases siguientes de la actual competencia internacional, ya que no puede jugar en dos clubes durante la misma edición. Aunque el exjugador de Chacarita intenta convencer a los directivos de Colón que no lo anoten para enfrentar a la “T”, la negociación se encuentra en stand by y aún no hay avances para que pueda jugar con River la competencia sudamericana. 

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.