Dolor en el fútbol argentino: asesinan a un jugador de un tiro en la cabeza

El jugador del ascenso Federico Potarski que en las horas libres hacía viajes para Uber fue asesinado en las últimas horas de un balazo en la cabeza en el interior de la villa San Petersburgo, del barrio San Alberto, en el partido bonaerense de La Matanza, en un hecho sobre el que ahora los investigadores procuran determinar si se trató de un homicidio en ocasión de robo, informaron fuentes policiales. Sus amigos creen que lo mataron en una emboscada para robarle.

El crimen ocurrió en la calle Gaboto entre La Porteña y Colonia, donde el jugador del club Berazategui, de 29 años, fue encontrado herido de un disparo en la cabeza y fue llevado al hospital Paroissien, de Isidro Casanova, donde llegó muerto.

Según los voceros, la víctima estaba en su auto Fiat Uno Way a unos 20 metros de la entrada al pasillo de la Tira 32 del barrio, y a su alrededor había personas que trataban de auxiliarlo. En el lugar, los peritos hallaron un vaina calibre 9 milímetro y una mancha de sangre.

Lo que se trata de establecer por estas horas es si Potarski fue atacado luego de hacer un viaje para la aplicación, en un intento de robo. La causa se encuentra a cargo del fiscal de Homicidios de La Matanza, Federico Medone.

Esta mañana, Alejandro Guindo, amigo y periodista de Potarski, dijo en declaraciones al canal Todo Noticias que su amigo “hace poco había salido campeón de la D con Liniers, donde fue uno de los referentes del equipo”, y que actualmente estaba jugando en la primera C, en el club Berazategui.

“Hace poco había comenzado a trabajar haciendo viajes a través de una aplicación. Tenía que trabajar a la noche porque a la mañana entrenaba. Estuvo en inferiores en Almirante Brown, después Deportivo Coreano, Liniers y Berazategui”, agregó el joven.

“La familia está destruida y muchos jugadores que lo conocían también. Era una de familia muy trabajadora”, puntualizó. “Fue un robo, no sabemos si estuvo la posibilidad de que le entreguen el auto. Habrían hecho una llamada ficticia, donde hay una persona que sería la destinataria del auto, pero no existió y hubo una emboscada”, finalizó Guindo.

La policía de San Alberto se encuentra trabajando junto a la DDI en posible captura de imágenes de cámaras de seguridad para lograr dar con los presuntos asesinos en una causa por “Homicidio”.

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.