Polonia sorprende a la Eslovenia de Luka Doncic; habrá nuevo campeón en el EuroBasket

La selección polaca echó del Eurobasket, en un partido loco (87-90), a la Eslovenia de Luka Doncic, que, tras las eliminaciones de la Serbia de Nikola Jokic y la Grecia Giannis Antetokounmpo, se convirtió en la tercera superestrella de la NBA en quedar fuera del torneo antes de las semifinales.

El Mercedes-Benz Arena vivió la tercera bomba del campeonato. Esta, quizá, la más inesperada. La vigente campeona del torneo cayó en los cuartos de final contra una selección que apenas entraba en las quinielas para acabar entre las cuatro primeras.

Fue un duelo con muchísimas alternativas. Eslovenia, que en el primer tiempo llegó a perder por 23 puntos, remontó el partido tras la reanudación y llegó a ponerse por delante (73-68) a seis minutos para el final, pero Polonia, comandada por A.J. Slaughter (16 puntos) y Mateusz Ponitka, que terminó con un triple doble (26 puntos, 16 rebotes y 10 asistencias), sorprendió a la selección balcánica.

Además, la estrella de los Dallas Mavericks (14 puntos, 11 rebotes y 7 asistencias), algo renqueante físicamente, se perdió los últimos tres minutos del partido al ver la quinta falta personal en un duelo en el que nunca estuvo cómodo por mérito de los jugadores polacos.

En el primer tiempo, Polonia planteó la defensa perfecta a Doncic. Michal Sokolowski se encargó de frenar a la estrella de los Dallas Mavericks, pero fue la telaraña de ayudas planteada por el seleccionador polaco, Igor Milicic, la que desconectó al referente esloveno, algo tocado físicamente.

Prueba de ello es que el genio de Liubliana solo anotó 3 tiros de campo de nueve intentos en los primeros 20 minutos (9 puntos). Desconectado Doncic, todo fue más fácil para los centroeuropeos.

En el primer acto, el pívot Aleksander Balcerowski, con su amenaza exterior y su acierto en la pintura, reforzaba en ataque la apuesta defensiva de su equipo. Eslovenia, sin respuesta atrás, sobrevivió gracias a Vlatko Cancar en la pintura (26-29).

En el segundo periodo, Polonia confirmó sus buenas sensaciones. Su muro defensivo dejó sin respuesta a Eslovenia, que estuvo seis minutos sin anotar, momento en el que Sokolowski y Mateusz Ponitk -que terminaron el primer tiempo con 13 y 16 puntos, respectivamente- aparecieron desde el perímetro para endosar un parcial de 5-25 (31-54, min.18).

Con 23 abajo, las quejas a los árbitros y las malas caras aparecían en el bando esloveno. No entendían lo que estaba pasando. Doncic y Dragic tiraron de orgullo antes del descanso para intentar frenar la sangría, pero Polonia no titubeó y se dirigió al vestuario con una ventaja de 19 puntos (39-58).

Tras el descanso, Eslovenia empezó a defender y Polonia se hizo pequeña en ataque. Los triples ya no entraban, las pérdidas se multiplicaban y cada vez le costaba más defender a Doncic y Dragic, más partícipes del juego esloveno.

Y eso que el equipo esloveno no estuvo excesivamente acertado en ataque en el tercer acto, pero aun así encadenó un abultado parcial de 24-6 para situarse a un punto de su rival (63-64), con un Jaka Blazic intenso en defensa y certero desde una de las esquinas del perímetro.

Solo al empezar el último cuarto el equipo balcánico volvió a coger las riendas del partido (65-64). Klemen Prepelic lideró a su equipo desde el perímetro para situar el 73-68 (min.34).

Aparentemente, Eslovenia parecía tener el duelo controlado, pero la mejor versión de Polonia resucitó. De la mano de Slaughter y Ponitka, Polonia desquició a Doncic en defensa, que vio la quinta falta personal, y encadenó un parcial de 7-19 (80-87 a un minuto para el final) que sería definitivo.

A pesar de que Eslovenia llegó a ponerse a tres puntos a 31 segundos para el final, Polonia jugó con sangre fría y fue demasiado tarde para la vigente campeona.

La gran sorpresa de este campeonato volverá a jugar la semifinal de un Europeo 51 años después. Buscará un billete para la final el próximo viernes contra Francia, que este miércoles ganó a Italia (93-85).

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.